Especialistas Laborales: un servicio de la Asociación Nacional de Laboralistas

Un servicio de la Asociación Nacional de Laboralistas - Tel: 91 543 4547

Consultorio Laboral

Jubilación del empresario y los derechos de los trabajadores a su cargo

Existe en nuestro ordenamiento laboral la posibilidad de que la jubilación del empresario permita extinguir los contratos de trabajo de los empleados a su cargo con unas indemnizaciones muy bajas, pues sólo tendrían éstos un mes de salario. El objetivo de esta causa de extinción es posibilitar al pequeño empresario que accede a la pensión de jubilación, que pueda cesar en su actividad empresarial extinguiendo las relaciones laborales con sus trabajadores de una forma sencilla y barata: sencilla porque no se requiere permiso de la Autoridad Administrativa para proceder a la extinción. Por otra parte, barata porque el trabajador tiene derecho únicamente a una indemnización equivalente a un mes de salario.

Antes de 1996 se requerían dos circunstancias para que el pequeño empresario pudiera acogerse a esta figura: primera, la jubilación en la seguridad social del empresario; segunda, la inexistencia de alguien que continúe el negocio, ya que si la empresa continúa abierta ya no podrá el pequeño empresario acogerse a esta posibilidad de extinción del contrato. De todas formas, existían dudas respecto a la posibilidad de que el pequeño empresario extinguiese los contratos de trabajo de sus empleados con sólo un mes de indemnización cuando aquél continuaba manteniendo la propiedad de la empresa. Efectivamente, en el Régimen de Autónomos (RETA) existe la posibilidad de mantener la titularidad de la actividad empresarial con posterioridad de la jubilación.

El Tribunal Supremo en la sentencia de unificación de doctrina de 9 de abril de 1996 admite que el empresario jubilado por el RETA, que se acoge a la posibilidad de compatibilizar la percepción de la pensión con el mantenimiento de la titularidad del negocio, puede extinguir los contratos de trabajo que le ligan con sus trabajadores con fundamento en su jubilación. De este modo, esta interpretación el Tribunal Supremo supone una ruptura de la línea mantenida por el propio Sala de lo Social hasta ese momento.

El empresario que se acoja a la posibilidad de compatibilizar su pensión de jubilación con el mantenimiento de la titularidad del negocio empresarial, no pierde la facultad de extinguir los contratos de trabajo por causa de jubilación.

Cuando hablamos de jubilación del empresario no cabe extenderlo a otros supuestos, como por ejemplo el cierre de la empresa o la extinción de la personalidad jurídica de una entidad mercantil.

Este artículo ha sido leído 19.065 veces.

Consulte con un profesional

Le derivamos al mejor profesional especialista en la materia, dentro de su provincia.

Volver al tema Extinción del contrato de trabajo

Volver al listado de temas del Consultorio Laboral


Diseño por: Template World   |   Modificado por: G.R.I.S. Informática